Una Carta Que Recordar ( 4 )

El hombre no teje el destino de la vida.

El hombre es sólo una hebra en ese tejido.

Lo que haga en el tejido se lo hace a mismo.



Ustedes escapan a ese destino, aunque hablen con su 

Dios como si fuera su amigo.



A pesar de todo, tal vez los pieles rojas y los cara 

pálidas seamos hermanos.




Nosotros sabemos algo que ustedes tal vez algún dí

descubran:



¡Ustedes y nosotros veneramos al mismo Dios!


Dios es de todos los hombres y su compasión se 


extiende por igual.



Dios estima mucho a esta tierra y quien la dañ


provocará la furia del Creador.

jefe  See-yat Al





Esta carta es la respuesta que el jefe piel roja See-yat Al hizo


al presidente de los Estados Unidos de América, 


Franklin  Pierce, en 1854, ante la petición de la compra de 

sus tierras.






El costo de la libertad es menor que el de la opresn.


John Brown








Soltar las riendas da miedo, pero la libertad tiene ese costo.


anóniMo

No hay comentarios:

Publicar un comentario