DESARROLLAR EL COCIENTE DE RECUPERACION DE SU HIJO

Cuando usted alienta a su hijo a examinar sistemáticamente sus reacciones y cuando le muestra cómo desarrollar reacciones alternativas y más productivas, lo ayuda a mejorar el “Cociente de recuperación”. Este enfoque de revisión y estrategia alternativa puede reducir de manera significativa la ansiedad a menudo paralizante que su hijo podría experimentar cuando deba enfrentarse a situaciones que en ocasiones anteriores le causaron frustración y dolor.


Alentar a su hijo a analizar los problemas no implica que el proceso de revisión sea exclusivamente intelectual. También es menester alentar al niño a que contemple sus sentimientos. Si está asustado, hay que ayudarlo a examinar y expresar su miedo. Para llevar a su hijo a través de este pro ceso, necesitará una dosis extra de amabilidad, sensibilidad y paciencia. Debe usted reconocer que, con frecuencia, para un niño (o un adulto) es muy difícil y embarazoso confesar sus sentimientos más íntimos. La tentación de “escapar por la tangente” y protegerse de sus propias vulnerabilidades e ineptitudes resulta especialmente apremiante cuando un niño se siente asustado e inseguro. Para que el método de la revisión y la estrategia alternativa surta efecto, debe encarar puntos relacionados con lo emocional. Una cosa es que un niño explore temas en un nivel cerebral, y otra muy distinta que explore sentimientos en un nivel visceral, se en frente a las barreras emocionales y luego prosiga la tarea de resolver el problema.

Para que su hijo se muestre dispuesto a compartir sus sentimientos más íntimos, antes debe confiar en usted. Debe estar convencido de que usted responderá con sensibilidad y sin juzgarlo. Por ejemplo, el niño podría decir: “Los chicos no me dejan jugar con ellos porque soy muy torpe para el fútbol; solamente me permiten jugar cuando no consiguen otro chico mejor”. Si usted respondiera: “ ¡tontería!”, estaría trivializando las percepciones y los sentimientos de su hijo. Y si respondiera: “Si se burlan de ti, no les hagas caso”, tampoco estaría brindando a su hijo el apoyo que necesita para hacer frente a una crisis muy real para él. Pe se a las buenas intenciones, ninguna de estas respuestas ayudaría a su hijo a sentirse más competente y seguro. Resulta ría mucho más efectiva una respuesta que ayudara a su hijo a analizar los diversos aspectos del tema, revisar sus sentimientos con respecto al rechazo e idear algunas soluciones practicables para el problema.

Para que su hijo sobreviva y triunfe en un mundo competitivo, es menester que desarrolle su “Cociente de recuperación”. Debe darse cuenta de que existen alternativas más efectivas que cerrarse, desarrollar fobias y huir del conflicto. Con la práctica suficiente, su hijo puede empezar a internalizar las habilidades orientadas hacia la solución de problemas. A medida que vaya tomándose más diestro en la solución de problemas, su autoestima y su confianza en sí mismo crecerán y él será mucho menos vulnerable a los reveses de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario