Mensajes De:

De un hermano a su hermana

Querida Amiga:


Te estoy esciribiendo en una clase de literatura, y ya sé que no puedo pedirte que me respondas con otra carta, pero de todos modos, me vi con ganas de escribirte.

Pensar que ya hace dos años que partiste y yo te sigo extrañando igual o tal ve más.

hoy, en el día de tu cumpleaños, te quiero saludar y tenerte aquí... aquí a mi lado gozando juntos de un día tan especial como el del cumpleaños.

Las cosas acá han cambiado mucho para mí; ahora mi responsabilidad en casa es mayor soy el “hombrecito” de la casa.

Mamá dice que no estás más, pero yo se que sí en el alma o en el corazón en el aire o en el cielo, pero yo te siento fuerte, y te quiero con todo mi corazón.

De un hermano a los padres


El hermano ve como sufren los padres pero estos no ven como sufren los hermanos.

Los hijos que quedan son importantes.
No se debe esperar a que les pregunten:

¿Acaso debo morirme para que me tengan en cuenta?

De una hermana a su hermano


 “Por las noches cuando todos dormían, en silencio, por horas lloraba y le pedía a Dios que te diera paz.

Hasta que por fin un día tuve un lindo sueño que sacó mi angustia, te voy a contar: Yo dormía y de pronto una inmensa luz me hizo despertar me levanté y fui a ver, eras vos que del cielo bajabas con ropa blanca, brillante y el rostro irradiaba paz.

Al verte te pregunté si venías por mi y con voz muy dulce me dijiste:

“No te vine a buscar, te vine a decir que yo estoy muy bien, no quiero que lloren porque acá nosotros estamos felices y queremos que ustedes lo estén” y al decirme eso desapareciste.
En ese momento y me desperté con inmenso gozo y con mucha paz, di gracias a Dios  porque a través del sueño, El me contestaba dándome consuelo y esa paz que tanto yo le reclamaba.

De una hermana a su madre


¿Sabes que?, yo también lo extraño mucho.

Me gustaría que estuviera acá, con nosotros, pero no podemos cambiar la realidad, hay que salir ma.. y bancársela, es duro... es duro ya no podes abrazarlo, yo sé eso, también sé que para vos es más difícil todavía.


Pero...¿Quedarse?, no “mami” eso no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario