PENSAMIENTO E INTROSPECCION

El Sistema DIIS

Niños y adolescentes entre 7 y 17 años

Problema:
Imagina que conoces a una chica en la escuela que no tiene tantos amigos como quisiera. Veamos cómo podría manejar este problema. ¿Recuerdas que el primer paso para solucionar un problema consiste en definirlo o identificarlo? ¿Estamos de acuerdo en que el problema de la chica es que no tiene suficientes amigos? Ahora que el problema está definido, el paso siguiente es examinar algunos de los puntos relacionados con el problema. Lo haremos juntos. Veamos cuántos puntos podemos encontrar. Yo tengo pensados algunos, y podemos examinarlos juntos. Tú piensa en otros que se te ocurran. Empezaré yo, y tú me interrumpirás cuando quieras proponer tus ideas.


Definir (punto):
Consideremos este punto en primer lugar: ¿por qué te parece que es importante ser apreciado por los demás?

Investigación/ Introspección:
Me pregunto por qué la gente necesita que la quieran. ¿Crees que ser aceptado por los demás es importante sólo para los chicos, o también los adultos necesitan que los quieran y los acepten? ¿Un chico necesita que lo aprecien para ser feliz? Me pregunto si un chico necesita ser feliz para que lo aprecien.

Definir (punto):
Siento curiosidad por saber lo que hace que un chico sea apreciado.

Investigación / Introspección:
Supongo que, para ser aceptado, un chico tendría que hacer lo que hacen los otros. ¿Es cierto? Me pregunto si un chico podría pensar y actuar de manera diferente sin que lo consideren raro. ¿Tú podrías querer a un chico que actúa de manera diferente de los demás, si ese chico fuera agradable? ¿Solamente los chicos apreciados se convierten en líderes? Dime qué es lo que hace que un chico llegue a ser un líder.

Definir (punto):
¿Qué es lo que hace que un chico no sea apreciado?

Investigación/Introspección:
¿Cómo se sentirá un chico que no es apreciado por los demás? ¿Un chico así podría, de todos modos, tener algunos amigos? ¿Le bastaría tener sólo uno o dos amigos? ¿El chico que no es apreciado quiere que todos lo quieran? Dime qué hay de diferente en la conducta de los chicos que no son apreciados.

Definir (punto):
Me pregunto cómo podría hacer un chico no apreciado para averiguar cuál es el motivo de que no lo quieran.

Investigación/Introspección:
Siento curiosidad por saber cómo haría una persona para saber qué “aleja” a los demás. ¿Cómo podemos obtener un reflejo de nuestra conducta hacia los otros? Con esto quiero decir: ¿cómo hacemos para averiguar lo que los demás sienten acerca de nuestro comportamiento? ¿Cómo podemos verificar si este reflejo es fiel?

Definir (punto):
Supongamos que un chico llega a la conclusión de que los demás no lo aprecian. ¿Te parece que le serviría de algo cambiar su conducta?

Investigación/Introspección:
¿Crees que si un chico cambia su conducta inaceptable logrará que lo aprecien más? Me pregunto qué ocurriría si alguien decide ser “él mismo” pase lo que pase. Cuando cambiamos nuestra conducta, ¿nos convertimos en seres diferentes? ¿Podría alguien estudiar la conducta de los chicos apreciados y tratar de ser como ellos? ¿Puede un chico proponerse hacer cosas que lo tornen una persona más apreciada?

Idear:
Recuerdo que la semana pasada me dijiste que deseabas tener más amigos. Según lo que acabamos de conversar, veamos si entre los dos podemos idear algunas soluciones para este problema. ¿Tienes alguna idea? ¿Qué te parece redactar una lista de las cosas que podrías hacer para tener más amigos? Veamos si podemos tomar esas ideas y hacer un experimento para evaluar si la estrategia da resultado o no. ¿Crees que podrías inventar una especie de cuadro que te permita controlar si estás realizando los cambios de conducta que deseas llevar a cabo? También podrías verificar si esos cambios surten efecto o no. (Buscar en las siguientes secciones diversos tipos de cuadros.)

Seleccionar:   
¿Qué te parece si empezamos a usar el cuadro mañana? Si quieres, podríamos mirar el cuadro todos los viernes y con versar sobre el progreso que vas logrando.

El padre que aprende a ayudar a su hijo a identificar los puntos subyacentes y elabora junto con él las soluciones a los problemas ha adquirido una importante habilidad parental. Al principio, este proceso de ayudar a su hijo a lograr un mayor discernimiento puede resultar un desafío. Se imponen algunas sugerencias. ¡Haga que las sesiones DIIS sean agradables! Sea creativo. Y, sobre todo, muéstrese positivo y comprensivo. A medida que su hijo se vuelva más competente, empezará a internalizar el método.
Tenga presente que el Sistema DIIS se puede volver en su contra. Si usted convierte el proceso en una labor monótona y fatigosa, su hijo se resistirá a emplearlo. Las claves para hacer que el sistema funcione son:
• Empléelo de manera selectiva. (Si insiste constantemente en que su hijo use este sistema, provocará resistencia.)
• Planee con anticipación. (Piense en los tópicos y las soluciones posibles antes de reunirse con su hijo. Si se encuentra en un callejón sin salida, esté prevenido para estimular una sesión de elaboración conjunta.)
• No dé sermones.
• No emita juicios negativos.
• Brinde a su hijo mucho apoyo y aliento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario