Desarrollar la capacidad de pensar

IR DEL PUNTO A AL PUNTO B

Jeremy quería acarrear lo más posible en un solo viaje. No tenía tiempo para hacer “cientos” de viajes desde el coche hasta el lugar del campamento. Mil metros representaban un trayecto interminable para un chico de diez años, pues había bosques que explorar, arroyos que vadear y colinas que escalar. Si podía acarrear en un solo viaje las bolsas de dormir, la mochila, el carbón, la parrilla y las cantimploras, cumpliría con la tarea que su padre le había asignado.

DESARROLLAR LA CAPACIDAD CEREBRAL DE SU HIJO

El cerebro de un bebé recién nacido podría compararse con una esponja seca y apretadamente comprimida. Para el observador casual, quizás la imagen de una esponja seca no resulte particularmente impresionante. Sin embargo, su aparente simplicidad es engañosa, pues la esponja es notablemente funcional. Cuando se la humedece, ocurre una transformación mágica. La esponja comienza a expandirse y se torna elástica.

DESARROLLAR EL COCIENTE DE RECUPERACION DE SU HIJO

Cuando usted alienta a su hijo a examinar sistemáticamente sus reacciones y cuando le muestra cómo desarrollar reacciones alternativas y más productivas, lo ayuda a mejorar el “Cociente de recuperación”. Este enfoque de revisión y estrategia alternativa puede reducir de manera significativa la ansiedad a menudo paralizante que su hijo podría experimentar cuando deba enfrentarse a situaciones que en ocasiones anteriores le causaron frustración y dolor.

DESARROLLAR EL COCIENTE DE LISTEZA DE SU HIJO


Con la guía de los padres, virtualmente, todos los niños pueden volverse más listos. Al contrario del cociente intelectual, genéticamente determinado, el cociente de listeza del niño puede desarrollarse y nutrirse.

La sigla DIIS representa un sistema eficaz para mejorar la habilidad del niño para solucionar problemas y aumentar su cociente de listeza:

DESARMAR LA ARMADURA PROTECTORA

Todos los seres humanos tienen deficiencias. Para un niño, este déficit pueden comprender la ortografía o el dominio de las tablas de multiplicación. Para un adulto, las deficiencias pueden tomar la forma de olvidos crónicos, desorientación o desorganización.
Es típico que el niño que se siente vulnerable consuma mucha energía emocional y física para protegerse de sus debilidades reales o imaginarias. Con frecuencia, los mecanismos de defensa del niño se vuelven parte integrante de su identidad y su personalidad.