CHARLA CON EL DR. DIEGO COUREL Parte 3

Ahora yo me preguntaba, es lo mismo la forma en que lo pierden? Hoy puede ser más fácil porque está Renacer, hoy se puede hablar un poco más de suicidio y faltarán muchas cosas más de hacer. Pero en realidad duelo traumático es aquel que pierde una persona tan importante como un hijo, sobretodo de manera repentina e inesperada. Puede ser más fuerte aquel que tiene una forma de prepararse, de anclarse en algo, de elaborar algo previamente. Entonces, quiero hablarles a ustedes de los factores de riesgo, sobretodo a los nuevos y a algunos viejitos también.





Factores de riesgo los médicos los han situado en tres niveles, pre-traumáticos, tomamos el trauma como la pérdida del hijo el día de la pérdida, pre previos, peri alrededor, y post-traumáticos. Son tres niveles que nos van a decir como vamos a responder, y esto es enseñanza para los que quieren ayudar. Les llega alguien que tiene una historia, no empezó ese día, como este parado decíamos en otras conferencias. Bueno, lo vamos a explicar así: pre-traumáticos, ser mujer tiene más factores de riesgo, eso dicen los libros. La personalidad previa, haber tenido traumas infantiles no nos para bien frente a un duelo tan gigante como esto.



 Trastornos psiquiátricos previos, si ya iba al psiquiatra o al médico y me daban antidepresivos empiezo más rengo, empiezo anémico,  espiritualmente no estoy bien, tengo algo previo. Divorcio: si estoy divorciado no es lo mismo que tener soporte, sostén, se puede pero es un factor de riesgo, tengo que poner énfasis. Desocupación: han pasado un rato desocupado, es tremendo, no este bien, esa persona está en riesgo, tiene que ser cuidada. Muerte reciente: si nos agarra en un proceso de duelo es como difícil guardar todo eso adentro.





 Deudas o quiebres, son situaciones que mal predisponen, que vulnerabilizan. Salud física deteriorada, estar pasando una enfermedad grave, crónica, de tratamiento... ustedes me entienden. Todo eso es previo.



 Con relación al peri-trauma, lo que está alrededor, las atrocidades: cuando uno encima de la muerte un hijo tiene que aceptar atrocidades, es más complicado, tenemos que ser más solidario con ese compañero en el camino, tiene que encima soportar las atrocidades de otro ser humano, de la estupidez, saben a que me refiero: violadores, torturadores... atrocidades. El vacío cultural, si uno esta en una sociedad donde a cada uno lo que le importa es construirse un paraíso propio, esta en riesgo sin duda, mientras no construyamos una sociedad moderna en serio, no de plástico, solidaria, donde el que tiene colabora, donde el que puede hace, donde cada uno acepta el balde. El vacío cultural es tremendo, y ustedes hoy se dan cuenta... todos les hacen así cuanto, una semana, un mes y después... che, yo tengo mis cosas, es así. Pero hay un vacío cultural, ni siquiera esta cultura quiere meterlo en sus rituales.


No quiero abundar, cada uno de ustedes se tiene que poner en algo de esto, tienen que poder hacerlo por mal que esté por heridos y doloridos.     



           
Vamos al post-trauma, pobre apoyo familiar y social, hay gente y gente, hay gente que no tiene soporte social, económico, laboral ni familiar, si le pasa esto, que le queda, donde esta el puente,  esta sociedad no piensa en eso, somos todos lindos, fuertes, flacos. Nuevos traumas, si encima de  lo que nos ha pasado tenemos nuevos traumas, es difícil, habíamos dicho traumas previos, ahora la hago más complicada y pasan nuevos traumas. Ustedes sabían que la gente se enferma físicamente después de un duelo tan brutal, se divorcia.




 Encima de lo que le pasó tiene un divorcio, de por si un divorcio es difícil para cualquiera, imagínense en estas condiciones. Disminución del recurso económico, etc. Solo una palabra para un nombre que descubrí para esta presentación, que se llama la exposición vicaria es lo que le pasa al hijo del que estuvo en general en cualquier trauma grande. Se están estudiando los hijos de los padres que han perdido hijos y tienen en ellos una inscripción que es increíble, es como si hubieran pasado la experiencia. Uno transmite a sus hijos, entonces, haber sido un hijo de padres que perdieron hijos y perder... Cuando se entera de eso debe apoyar más a esa persona, llamarla antes, porque hay quien puede no necesitar de Renacer, feliz de él o del psiquiatra, o de la vida. Pero hay quienes van a necesitar más por estos factores de riesgo.



Voy a hablar rápidamente de los criterios que tiene el duelo traumático que es ese que yo les digo que recién en el 94 se pudo clasificar, miren que la medicina tiene veinte siglos.
Duelo traumático es la pérdida repentina e inesperada de un ser querido. A eso se le ha agregado en estos quince años también dependiente de un ambiente o de una situación, está el agente estresante que de por si es la pérdida del hijo y la situación que sea inesperada y repentina. Decía que hay criterio A, B, C y D yo no los inventé les han puesto esos criterios, se los voy a leer porque no me los acordaría a todos.




Criterio de tipo A: la persona experimenta la muerte de su ser querido permanentemente, y como respuesta sufre preocupaciones intrusivas sin querer que le pase, estresantes, que lo hacen sentir añorante, vacío en una búsqueda inútil, les pasó alguna vez? les pasó a todos, ese es el tipo A. Como respuesta queda todo lo contrario a lo que dice el doctor: eso, es pasajero, es reversible, es luxable pero es inevitable previamente. Estamos de acuerdo?




Criterio del tipo B: estas personas tienen que esforzarse para recordar al ser, sentimientos de desorientación de inutilidad futura, imposibilidad de reconocer que la muerte ocurrió, esto se ve mucho, sentirse paralizado, no salir del shock. Estas son etapas normales pero son riesgos del pantano quedarse ahí. Sentir que la vida no tiene sentido, sentir que uno es parte de lo que ha muerto. Yo sé que cada uno de ustedes en alguna no en todas, en alguna cosa se va a poner. Sentir desapego diría que es el síntoma más importante de todos, uno por ahí sigue automático pero desapegado de todo lo que le importó de la vida, de los demás, de uno.



 Vivir con desapego, sobrevivir, durar. Renacer invita a no vivir con desapego, no es un grupo de llorones, lo cuestionan algunos que no han venido ni han trabajado. No, Renacer no es un grupo de esos, es un canto a la vida, al contrario, quiere que salgamos del desapego que produce una situación traumática. Sentir excesiva irritabilidad o rabia, amargura, pérdida de seguridad de confianza o  control sobre el mundo, esto es bravo, perder todas estas cosas es brava,  como habré de encontrarlas.




En el tipo C es el que dura como mínimo dos meses y se une con el B. En esto causa disfunción social, ocupacional o afecta a otras áreas de la personalidad, nosotros decimos en psicología impacta en la identidad, yo ya no soy el mismo. Por eso yo les empecé diciendo hay gente que va a pasar un tiempo mal y que va a ir saliendo, tuvo mejor historia, esta mejor sostenido, tiene un buen trabajo, tiene donde canalizar y los que no, impacta en su identidad, eran personas buenas, bravas, limpias y se cayeron y solos no se pueden parar. El sobreviviente se siente perturbado y muy cambiado.




Entonces creer que se puede, dice Diego Torres por tomar una frase de hoy, sé que se puede. Que maravilla creer sin Fe, yo no puedo probar nada de lo que digo pero ustedes tampoco, entonces estamos iguales, creer que se puede es lo mismo que no creer. Porqué no elegir lo que testimonia la vida, no los libros, yo estoy haciendo el libro al revés, yo voy viendo en ustedes.
Decíamos para los que van más adelante en el duelo que por ahí les interesa teorizar sobre esto o van a Internet. Ustedes van a encontrar que el estrés es una sensación “stringer” viene del latín, quiere decir tensión. “Stringer” empezó en Roma cuando andaban los centuriones, César. Vieron que hay columnas en Roma que sostienen vigas, “stringer” era el estrés que sufría la estructura al soportar el peso de la viga, algunas se quebraban, hoy con hierro podemos ver que se doblan, se tuercen,  torsión, “stringer”. Cuando ustedes tienen un trauma como este tienen un “stringer”, tienen una tensión muy fuerte, un peso que necesita que alguien lo sostenga y lo soporte con ustedes. Eso es “stringer”.



 Pero hay una sociedad estresada, hay un mundo estresado, hay problemas económicos, eso no nos hace receptivos a alguien que pase mucho estrés, por eso la gente dice si, sí, pero porqué me esta haciendo mal a mí, parate un poco, ya está, no hables de eso, no llores, entonces... al baño otra vez, en la cama, a la noche. Poder hablar, poder tener una actitud más sana ayuda a vaciarse de esa etapa, mientras yo la postergo aplazo todo lo que está detrás, lo bello, y lo demás. Pero vivir la etapa necesita que yo la viva con cuerda, amarrado, con salvavidas que esté protegido, ahí el grupo ayuda. Entonces les decía, el estrés agudo, la pérdida de un familiar en general es un estrés agudo. Si una mudanza, una vacación, un casamiento es un estrés y son fiestas lindas, la pérdida de un familiar tan querido es un “stringer”, es una tensión demasiado fuerte.




No todos reaccionamos igual a esa presión, hay vulnerabilidades previas lo hablamos un poco al principio, hasta genéticas, así que uno que por ahí se cree fuerte, nada que ver: viene de la familia y no es mérito propio, y el que se cree débil tampoco tiene mucho que ver, se heredan tendencias a las várices, al estrés o al corazón y morimos de esas cosas. Pero decía que nadie reacciona igual y hasta lo normal y lo que se esta viendo frecuentemente es que un estrés muy fuerte nos hace reaccionar con el cuerpo y sobre todo cuando no le podemos poner memoria narrativa, o sea, lo recordamos pero no lo podemos sacar en palabras como un corcho de una botella, nos queda detenido ahí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario