¿EL CIELO?

Muchas veces me he preguntado ¿cómo será  el cielo?, a algunas respuestas de ciertos sacerdotes, de que el cielo es algo simbólico o que el cielo está dentro nuestro, o esta en el encontrarme con DIOS,  creo poder agregar otra respuesta a ese interrogante.


Hoy estoy sentado en la puerta de una casa, ubicada en un lugar llamado “ La Quebradita”, en esa soberbia villa veraniega que es Tafí del Valle.



Ver sus montañas con sus distintos colores, esas nubes que en ciertos momentos parecen estar al alcance de las manos, escuchar el canto de un pájaro al pasar, el relinchar de un caballo, ver pasando a 10 o12 niños cantando canciones juveniles, levantar mi vista al infinito y poder observar esa maravilla de colores que se ofrece ante mis asombrados ojos, esa vegetación que verdaderamente llama al asombro. Las distintas variedades de flores, margaritas, retamas, penachos naranjas, gladiolos, lavanda, etc. incorporan al paisaje algo de incalculable valor.


Las casitas de Tafí y del Mollar como postradas a nuestros pies, dan la sensación de estar en un paraíso.


Siempre imagine un lugar así, tan único, tan espiritual, para nuestros seres queridos que han partido a la casa del Padre, pero muy difícil de encontrar, pero acá hallé algo muy parecido a mis sueños, y si DIOS con su generosidad creó algo así, tan inmaculado, tan bello, me imagino que este es el  cielo que el Sr. nos está mostrando para darnos la tranquilidad de una vida eterna y verdaderamente en paz.


Con esto creó haber encontrado una respuesta a sí el cielo existe, está acá, a nuestro alcance, solo tenemos que poner un poco de nosotros para poder encontrarlo, porque está oculto en algún lugar  de nuestro corazón y solo hay que descubrirlo

No hay comentarios:

Publicar un comentario