Carta A Mi Hijo

ANDRÉS:     
                                                 
Te llevó la tarde rumbo a su misterio cuando agonizaba el sol...
Quizás nunca me viste,
y yo pensaba que sí.

Quizás si me veías, y yo pensaba que no.
Sólo sé que yo “Te amaba “, porque para mí eras y SOS,
Mi gran y imposible  AMOR ,

Quiero que sepas que estés donde estés, tengo la esperanza
de volver a verte, para poder decirte,
que fuiste y que SOS,

Mi gran e imposible AMOR.
Te amé demasiado,
Y sufrí por vos, daría y haría                                               
cualquier cosa por volver a verte,     
mirarte, abrazarte y decirte que SOS
Mi sol lleno de vida, dulzura, alegría, encanto, magia
¿como imaginar?, que ibas a partir,que nos ibas a dejar,
para quedarte allá.

Es imposible olvidar el encanto de tu voz, de tu mirar
de ser de estar...,
los pájaros saben de mi amor
y mí alma ya no puede de dolor, a casi un año de tu ausencia 
un año vivido, un año extrañandote, un año pensándote,
un año  preguntándome, un año recordando lo que fuiste
y lo que sos para mí...


 MÍ GRAN E IMPOSIBLE AMOR

Tu voz ya no suena,
Tus ojos no miran,
Tu oído no escucha, tu cuerpo está ausente,
Tu alma, tu dulzura, tu sonrisa,
Tu mirada, tus andanzas 
Pero vos Siempre vas a estar Presente
 Todo lo que fuiste lo seguís siendo aún, porque vos

estás vivo, en cada uno de nosotros
lo que te amamos y te amaremos siempre
porque sos inigualable, ÚNICO, TRANSPARENTE


Porque sos “ UN ÁNGEL” estas donde creo,
en un lugar bello, lleno de paz,
de tranquilidad, de otros seres que amas, sin maldad,
y encima de todo rodeado de un grande
Te  amo y te amare siempre.                           



 SR. Roque: para terminar estas breves líneas que le hice llegar quiero que conozca algunas de las cosas que Andrés me decía de todos Uds. El lugar donde más tiempo debes estar es en tu casa, debes estar a cada instante acompañando a tu familia y principalmente a tu papá “TU AMIGO”, “ TU MEJOR AMIGO “


¿ Sabe qué? Ahora se porque decía que su papá era su mejor amigo, es increíble el amor que sentía por Ud. y al leer su libro me he dado cuenta de la ternura, de cuanta esperanza y FE  tiene, del reencuentro en la vida eterna.


Mis últimas palabras son para decirles que Andrés está en donde tiene que estar, entre los ANGELES, protegiéndonos y amándonos  como lo hacía mientras estuvo terrenalmente con nosotros.
Me despido de Ud. y toda su familia, con un fuerte beso y abrazo, y agradeciéndole a Dios él haber tenido la dicha de haber conocido a alguien como su hijo.  

                                                POR SIEMPRE
                                                                                Lucia Guerrini

No hay comentarios:

Publicar un comentario