Dulce Inconveniente.

¿No te importa que yo no tenga dinero y que si te quieres casar conmigo, tal vez vivas en la pobreza total? –le pregunto Luis Díaz a su novia.


Cuando ella escucho a su amado decir eso, creyó hundirse en la más profunda desesperación, -sí, si me importa…y mucho –admitió ella con voz quebrada –lo siento mi amor.



El novio dio la vuelta y comenzó a alejarse triste y lentamente, pero la chica lo alcanzo y lo detuvo cariñosamente.

 -Si me importa, y eso demuestra lo mucho que te amo, porque aun así… ¡me quedo contigo! –exclamo la muchacha mientras lloraba de amor y lo abrazaba con todas sus fuerzas.


Y el eco del beso que se dieron llego hasta el cielo.


EL AMOR TODO LO PERDONA, SUPERA Y RESUELVE. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario